Todos somos descendientes de 14.000 subsaharianos

Todos somos descendientes de 14.000 subsaharianos

Publicidad

Los seres humanos modernos evolucionaron en África a partir de humanos arcaicos hace al menos 200.000 años. Concretamente, las raíces de todos los humanos vivos actualmente se remontan a una población común ancestral que vivió en África.

Según los cálculos, todos esos humanos ancestrales sumaban unos 14.000 individuos del África subsahariana, y la población que dio origen a todos los humanos no africanos probablemente contaste con menos de 3.000 individuos: esa fracción de humanos se dispersó fuera del continente hace de 100.000 a 80.000 años.

Todos somos semejantes

Para establecer el tiempo y el lugar de origen de nuestra especie usamos estudios genéticos en muchas personas diferentes. Al comparar la variación genética entre humanos de todo el mundo, los genetistas pueden calcular un árbol genealógico de nuestros grados de parentesco. En ese sentido, todos somos asombrosamente semejantes.

En efecto, somos una especie genéticamente muy homogénea, como explica el profesor de biología evolutiva de Harvard Daniel E. Lieberman en su libro La historia del cuerpo humano:

Si catalogamos todas las variaciones genéticas que existen en el conjunto de nuestra especie, encontraremos que aproximadamente el 86 por ciento se encuentran en cualquiera de las poblaciones. Para poner este hecho en perspectiva, si eliminásemos la población de todo el mundo menos, pongamos por caso, la de Fiji o la de Lituania, todavía retendríamos casi todas las variaciones genéticas humanas. Esta pauta contrasta poderosamente con lo que ocurre en otros simios, como los chimpancés, en los cuales dentro de una población cualquiera hay menos del 40 por ciento de la variación genética total de la especie.

Imagen | D-Stanley

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio