Los padres del mismo sexo ya pueden tener hijos: al menos si son ratones

Los padres del mismo sexo ya pueden tener hijos: al menos si son ratones

Publicidad

Con células madre y CRISPR, los científicos ya crían ratones con padres del mismo sexo. Todavía estamos lejos de conseguir algo así en humanos, pero es un primer paso hacia esa hipotética dirección.

Es la primera vez que se consigue así. Los investigadores también criaron crías de ratón con dos madres genéticas. Esos cachorros maduraron hasta convertirse en adultos y tuvieron sus propios cachorros, superando los esfuerzos anteriores para crear los llamados ratones bimaternos.

Ratones bimaternos

Las células utilizadas para hacer los embriones de ratón fueron profundamente manipuladas. La gran mayoría de los embriones realizados no dieron lugar a nacimientos. Y ninguno de los cachorros de ratón bipaternos, aquellos con dos padres genéticos, sobrevivieron hasta la edad adulta.

El truco consistió en convencer a ciertos genes maternos para que actúen como genes paternos en términos de su actividad, o viceversa.

Más allá de la anécdota, el estudio arroja luz sobre la biología subyacente que impide que los mamíferos no mantengan una reproducción sexual, a diferencia de algunos reptiles, peces y anfibios, que son capaces de la reproducción asexual.

En 2004, un equipo de investigadores japoneses creó por primera vez ratones con dos madres al jugar con señales de impresión, aunque solo uno de los 10 ratones nacidos en ese estudio, de los más de 400 embriones, creció hasta la edad adulta.

This Image Shows A Bipaternal Mouse Pup Born To Two Fathers 1 Credit Leyun Wang 1024x576

¿Cómo lo hicieron?

Para tratar de mejorar los resultados anteriores, los investigadores en el nuevo estudio manipularon las instrucciones de impresión aún más extensamente. Para los ratones bimaternos, comenzaron con células madre embrionarias que contenían el ADN de un ratón hembra (madre N ° 1). Estas células eran como óvulos o espermatozoides porque eran haploides, es decir, tenían la mitad de cromosomas que otras células, pero eran diferentes a las células sexuales en que no tenían huellas listas para silenciar algunos genes. Las células madre se habían cultivado de tal manera que se eliminaron los marcadores de ADN que normalmente le dicen a ciertos genes que se apaguen.

A continuación, los científicos dieron un paso más y eliminaron tres regiones clave impresas de los genomas de las células utilizando el editor de ADN CRISPR. Finalmente, inyectaron las células en las células sexuales de otro ratón hembra (madre No. 2), simulando algo parecido a la fertilización.

Los pasos para la cría de los ratones bipaternos fueron aún más complicados. Los investigadores comenzaron nuevamente con células madre embrionarias haploides, aunque esta vez contenían ADN paterno (padre Nº 1), y eliminaron siete regiones impresas. Luego inyectaron las células junto con el esperma de otro ratón (padre No. 2) a los que se les había extraído su propio ADN. Finalmente, estos embriones fueron transferidos a madres sustitutas. (Entonces, si bien no hubo información genética materna involucrada, las ratones hembras todavía desempeñaron un papel en la formación de los embriones y los llevaron a término). Sólo nacieron 12 ratones bipaternos, de 477 embriones, y solo dos sobrevivieron más de dos días. Ninguno de los dos alcanzó la edad adulta.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio