Magma enfríado a 840 grados: así es como se formó la espectacular Calzada del Gigante

Magma enfríado a 840 grados: así es como se formó la espectacular Calzada del Gigante

Publicidad

En Irlanda del Norte, al condado de Antrim, donde se encuentra una de las formaciones basálticas más insólitas del mundo. La llaman la Calzada del Gigante.

Geocientíficos han determinado la temperatura a la que el magma frío se agrietó para crear formaciones geométricas de roca basáltica tal espectaculares como ésta.

Temperatura

En un estudio publicado en Nature Communications, investigadores y estudiantes de la Facultad de Ciencias Ambientales de la Universidad llevaron a cabo una investigación para descubrir cómo de calientes estaban las rocas cuando se abrieron para formar estos espectaculares escalones.

Cemostraron que las rocas se fracturan cuando se enfrían entre 90 y 140 ° C por debajo de la temperatura a la que el magma se cristaliza en una roca, que es de aproximadamente 980 ° C para los basaltos. Esto significa que las articulaciones columnares expuestas en las rocas basálticas, como se observa en la Calzada del Gigante y Devils Postpile (EEUU), entre otros, se formaron alrededor de 840-890 ° C.

a

En algunos puntos de la Calzada del Gigante las columnas alcanzan los 12 metros de altura y la acumulación de lava solidificada supera los 28 metros. Las superficies de las columnas, al igual que los escalones, conducen desde el pie del acantilado hasta desaparecer bajo el mar.

La sensación de que es un camino artificial se acentúa por la exacta disposición de las rocas y sus formas hexagonales, aunque también hay rocas de cinco, siete u ocho lados. Da la impresión de que sean adoquines gigantescos fabricados en serie para asfaltar el suelo. Desde las alturas parece la cuadrícula de una colmena.

Que posean una forma hexagonal es debido a que el hexágono es el polígono más similar a un círculo, capaz de teselar una superficie, es decir, de cubrirla sin dejar huecos. Lo natural es que los adoquines tuvieran forma circular, pero la presión de los adoquines adyacentes lo impide. Es el mismo fenómeno que se da en las colmenas, o en las pelotas de fútbol, o en los caparazones de las tortugas.

La Calzada del Gigante fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986 y Reserva Natural Nacional en 1987. En una encuesta realizada a los lectores del Times, fue escogida como la cuarta maravilla natural del Reino Unido. Y también ha tenido diversas apariciones en la cultura popular. Por ejemplo, fue la portada del quinto disco de Led Zeppelin, Houses of the Holy, en la que las formaciones de basalto son tomadas por unas señoritas de buen ver en paños menores. H.P. Lovecraft se refiere a ella en su cuento de terror de En las montañas de la locura.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio