Los bancos de semillas no son la panacea: no pueden preservar el 36 % de las plantas

Los bancos de semillas no son la panacea: no pueden preservar el 36 % de las plantas

Publicidad

Dado que éstas no toleran el proceso de secado y congelación necesario, un 36 por ciento de las especies de plantas en peligro crítico de desaparición no se pueden preservar en bancos de semillas, según refleja un nuevo estudio publicado en Nature Plants.

También altas proporciones de especies que no pueden ser almacenadas incluyen el 35% de las especies "vulnerables", el 27% de las especies "en peligro de extinción" y el 33% de todas las especies de árboles.

Bancos de semillas

Este tipo de semillas no preservables, denominadas recalcitrantes, corresponden a árboles importantes como robles, castaños del caballo y castaños dulces, así como alimentos básicos en todo el mundo como el aguacate, el cacao y el mango. Esta última investigación revela que la escala de plantas que no se pueden conservar en los bancos de semillas es mucho mayor para las especies amenazadas.

Este análisis ha puesto de relieve que el objetivo de la Estrategia Global para la Conservación de Plantas (GSPC) de conservar el 75% de las especies de plantas amenazadas del mundo fuera de su hábitat natural para 2020 es prácticamente imposible.

Actualmente, el banco de semillas es la forma más común de conservar las plantas fuera de sus hábitats naturales. El banco de semillas funciona como una 'póliza de seguro' contra la extinción de plantas en el mundo.

a

El más famoso de banco de semillas está en Noruega. En su interior se almacenan semillas de plátanos, habas, garbanzos, guisantes, lentejas, maíz, patatas, arroz, sorgo, trigo y mandioca, que son las semillas con prioridad Alfa. El arroz, por ejemplo, supone el 50 % de la dieta de países como Laos y Camboya, y el 32 % de la dieta asiática. La mandioca es la base de la alimentación tropical y el maíz, de la norteamericana.

La mayoría de los demás bancos de semillas diseminados por el mundo se encuentran en universidades y otros centros, si bien casi todos ellos, sobre todo los países que están en vías de desarrollo, se encuentran permanentemente amenazados por toda clase de imponderables: conflictos bélicos, escasez de recursos en la gestión, riesgos de desastres naturales, escasez de agua y otros.

No hay que olvidar que la mayoría de calorías que ingiere la población mundial proceden de sólo 30 cultivos. Sin tener en cuenta los beneficios que la diversidad de plantas puede reportar a nivel medicinal en el ser humano.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio