Se descubre por qué los alimentos con grases insaturadas progeten el corazón

Se descubre por qué los alimentos con grases insaturadas progeten el corazón

Publicidad

Una nueva investigación publicada hoy en Nature Communications ha descubierto por qué alimentos ricos en grasas insaturadas, como el aceite de oliva, pueden proteger contra las enfermedades cardiovasculares.

ApoA-IV

Una nueva investigación del Keenan Research Center for Biomedical Science (KRCBS) del St. Michael's Hospital demuestra que la ApoA-IV es un factor inhibidor de las plaquetas, pequeñas células sanguíneas que desempeñan un papel clave en múltiples enfermedades, particularmente en sangrado y enfermedades cardiovasculares .

La apolipoproteína A-IV, conocida como ApoA-IV, es una proteína plasmática. Los niveles de ApoA-IV aumentan después de la digestión de los alimentos, en particular los alimentos ricos en grasas insaturadas.

Estos nuevos hallazgos sugieren que la ApoA-IV es un bloqueador de glicoproteínas de superficie de las plaquetas GPIIbIIIa (también denominada integrina αIIβ3). La integrina αIIβ3 es un receptor de plaquetas que es necesario para que las plaquetas se agrupen en la sangre (llamada agregación plaquetaria). La agregación plaquetaria puede causar oclusión del vaso sanguíneo que bloquea el flujo sanguíneo y conduce a la trombosis. Si la oclusión del vaso ocurre en el corazón o el cerebro, puede causar un ataque al corazón, un accidente cerebrovascular o la muerte.

Los investigadores también examinaron la interacción de la ApoA-IV con los alimentos. Después de cada comida, las plaquetas son estimuladas, lo que hace que sea más fácil que se unan a los glóbulos blancos. ApoA-IV aumenta en la sangre circulante casi inmediatamente después de las comidas que contienen grasas insaturadas y disminuye la hiperactividad y los enlaces de las plaquetas, reduciendo así la inflamación después de las comidas y el riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

Los alimentos que contienen grasas insaturadas incluyen el aguacate, nueces y aceites vegetales como la soja, canola y el aceite de oliva. Los productos cárnicos contienen tanto grasas saturadas como insaturadas.
Imagen | Smabs Sputzer (1956-2017)

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio