¿Usas Twitter para informarte? Pues las noticias falsas son las que más se retuitean

¿Usas Twitter para informarte? Pues las noticias falsas son las que más se retuitean

Publicidad

Hay un 70% más de probabilidad que una noticia se retuitee. Es lo que sostiene un nuevo estudio en el que se evaluaron datos que incluyeron aproximadamente 126.000 historias tuiteadas por 3 millones de personas más de 4,5 millones de veces.

Por alguna razón, las noticias falsas se propagan más rápido que las veraces. Sobre todo si versan sobre política.

Fake News

Los autores del estudio son Soroush Vosoughi y sus colegas del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), y en él designaron historias como verdaderas o falsas en función de seis organizaciones independientes de verificación de datos que mostraron un fuerte acuerdo sobre las clasificaciones.

Lo que descubrieron es que en Twitter la información falsa se difunde significativamente más lejos, más rápido, más profundo y más ampliamente que la verdad en todas las categorías de información. Las noticias políticas fueron las más víricas, extendiéndose a un ritmo tres veces mayor que las noticias falsas de otros temas.

Twitter 3204421 960 720

La razón que subyace a esto evidentemente no es que tengamos un radar para la falsedad, sino para la novedad: las noticias falsas que se propagan rápidamente se consideran más novedosas y esa nueva información es más probable que sea retuiteada. Además, las historias falsas inspiraban temor, disgusto y sorpresa en las respuestas, mientras que las historias reales inspiraban anticipación, tristeza, alegría y confianza.

En tiempos de infoxicación, esta clase de análisis son cada vez más pertinentes. Nos jugamos algo tan importante como la información objetiva, y la inclinación a la creación de burbujas de información que generan roces y conflictos con otras burbujas adyacentes, como explica Eli Pariser en su libro El filtro burbuja:

Abandonados a su suerte, los filtros personalizados presentan cierta clase de autopropaganda invisible, adoctrinándonos con nuestras propias ideas, amplificando nuestro deseo por cosas que nos son familiares y manteniéndonos ignorantes con respecto a los peligros que nos acechan en el territorio oscuro de los desconocido. En la burbuja de filtros hay menos margen para los encuentros casuales que aportan conocimientos y aprendizaje. Con frecuencia la creatividad se produce gracias a la colisión de ideas procedentes de diferentes disciplinas y culturas.

Es algo que sucede en Twitter. Pero también en Facebook. Y, en general, en todas las redes sociales y motores de búsqueda, como Google.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio